El pasado mes de Agosto tuve la oportunidad de pasar unos días de descanso en compañía de Alexa fuera de la ciudad. El destino de este corto viaje fue Leticia, una ciudad que ya antes había visitado y que resultó un destino que valía la pena visitar nuevamente y disfrutar a fondo en conjunto con algunos destinos turísticos y otros no tan turísticos que resultaron un plan magnífico.

El primer destino fue la ciudad de Leticia, capital del departamento del Amazonas en Colombia, donde tuvimos la oportunidad de descansar en el hotel Yakuruna, el cual resultó una opción genial por comodidad, deliciosa comida y como no, economía. Desde allí mismo realizamos la reserva de varios planes a lo largo de los 5 días que estuvimos de minivacaciones.

La agradable oportunidad de viajar en lancha por el río Amazonas, visitar reservas naturales, conocer especies vegetales y animales como la planta victoria regia, ver de cerca una anaconda, jugar con guacamayos, micos, babillas, osos perezosos, tucanes, peces gigantes y como no, hermosos delfines es algo que resulta maravilloso, especialmente teniendo claro que la madre naturaleza nos permite conocer y uno asume un rol de observador respetando la magnitud de estas especies animales tan bellas.

Una de las noches se dio la oportunidad de realizar una travesía de tarde y noche por medio de una zona selvática inmersa dentro de lo que se conoce como selva virgen amazónica, pudiendo conocer muchas especies de insectos y animales pequeños así como plantas gigantes y arboles centenarios impresionantes, terminando el plan con una experiencia única de dormir en una Maloka en camas con mosquiteros y conviviendo con muchas especies animales.

Una vivencia muy especial que se dio la oportunidad fue tomar un baño en medio del rio amazonas, una dosis de peligro muy alta pero supremamente divertida, claro, hasta que algo toca tu pierna y el miendo de que sea algún cocodrilo, babilla, piraña o pirarucú te saca corriendo.

Un excelente destino para cambiar de ambiente, entregarse a la naturaleza y descansar de otras formas.

Aquí algunas fotografías del viaje y paisajes observados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *