En Neiva me quede los tres días que estuve en la casa de mi madrina, lo curioso de esto es que ella no es familiar mio ni de mi familia, en realida mi padrino (Q.E.P.D) y mi madrina eran nuestros asesores de seguros desde hacía buen tiempo, mi padrino tenía una educación, amabilidad y actitud maravillosa, lastimosamente fallecio hace unos años de cancer, mi madrina por su parte es una mujer muy curiosa, ya que vive en Neiva y odia el calor, además es muy especial y cariñosa, no solo me brindo su hospitalidad y hogar sino que a ruri también sin problema alguno.

Adicional a esto después de 6 años me reencontre con mi «ita», es una señora que en alguna època fue vecina de mis padres en la casa que vivimos antes y se convirtió para mi como una abuela de esa de cuentos y novelas…, desafortunadamente el esposo se encuentra enfermo, lo que me gusto fue encontrarme con ella después de tanto tiempo y escuchar sus buenos consejos y sugerencias para la vida, es curioso que en mi vida no se que es tener una abuela ya que mi abuela materna fallecio tiempo después de que yo naciera y mi abual paterna es otro cuento muy pero muy largo que no ha acabado muy bien, además un recuerdo muy grato radica en que la ita fue quien me obsequio el primer libro de literatura de mi vida «Leyendas del mar» y «Pinocho», espero pueda continuar luchando junto a su esposo para lograr que sane de su enfermedad.

One Comment

  1. Ruri Himura

    Que personas tan agradables… me encanta conocer a personas así..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.