Por momentos las cosas parecen ta irreales, me siento en un paisaje surrealista de hippies setenteros, parece que las cosas han encontrado la posición y ahora son engranes en pos del desarrollo.

Espero continue asì y si no eso implica que el fin del mundo esta cerca, muy cerca incluso puede llegar en cualquier momento.

Gracias a Dios jefe, a la intersección de un gran ser humano (a veces medio androide) y la paz que me ha dado el actuar bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.