Por circunstancias relacionadas con problemas con los inquilinos de mi antigua posada de trabajo, por razones relacionadas a la física y pura idiotez de las personas y por el maldito sentimiento de superiorirdad que invade a los miembros del Olimpo decidí y con el apoyo de alguien emigrar en busca de la tierra prometida.

Hoy después de caminar unos cuantos días por el desierto y con constantes choques con buitres y cactus lleganos a un extraño oasis en el cual personas acogieron nuestra solitaria carabana y nos brindaron su techo como muestra de aprecio y desapego, pero de ello lo más importante radica en el hecho de abrir las puertas de su despensa y darnos a probar de sus deliciosos manjares todo de manera repito desinteresada y con buen corazón.

Ahora hoy, ya renovado el trabajo personal lo compartimos con esta familia y queremos dar lo mejor pero ahora mejor respaldados, pueda que muchas cosas nos ocasionen más trabajo o tramites pero mientras estemos bien no le veo problema, aparte las capacidades personales se podrán exaltar y lo que más amo en el mundo podremos enseñar sin el miedo a no ser tomados en serio o ser escuchados.

Por eso hoy digo en coro con ruri, tenemos una nueva casa donde estar, vivir y trabajar y es posible que estos nuevos vecinos ya que no son inquilinos aprendan y mejor aún nosotros aprendamos de ellos y lleguemos a ser mejores personas en el proceso.

One Comment

  1. Ruri Himura

    Estoy de acuerdo, no es ser “pedante”(que palabra tan fea) ya encontre otra, arrogante, orgulloso o haber despreciado lo pasado. Pero de todas formas debemos estar en guardia…

    También haré todo lo posible por que las cosas salgan bien. ^_^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *