Se que por mis acciones, actitudes, maneras de expresar mis pensamientos e ideas e incluso, simplemente el modo en que vivo, a muchas personas no les simpatizo, lo cual hace un tiempo me pudo tener sin cuidado, sin embargo desde hace un tiempo se ha vuelto molesto para mi ver como algunas personas opinan de mi sin tener el menor conocimiento de quien soy o por que soy de esta forma, incluso, personas cercanas e importantes para mi, que aún no parecen comprender mi forma de ser y ver el mundo. No es un post más para exaltar mi ego o cosa por el estilo, es mi desahogo público ante una mala o falsa fama que me sigue desde años atrás.

Desde el momento en que iniciaron muchos problemas en mi últimos 6 años, casi todos en la Universidad, se han creado atmósferas, chismes de pasillo y diversas situaciones que me han perjudicado y lo han hecho a las personas que me rodean, particularmente a Tatiana. Ante situaciones como las que acontecieron en el GLUD en el año 2005 cuando fui secretario, el problema en el año 2006 con las personas de IEEE-UD, el año pasado relacionado con un docente de la Universidad y por supuesto inconvenientes con algunas personas de la comunidad de software libre, siempre ha habido explicaciones, aunque antes de ser escuchadas, siempre se ha valorado más el juicio de terceros antes que la misma visión personal, errada o no, es una de las caras de la moneda además partiendo del precepto que no se puede jusgar o tomar posición sin conocer todas las partes del conflicto.

A nivel laboral en los últimos 2 años las cosas han sido en múltiples ocasiones echadas a perder debido a la poca paciencia que me precede además de mi fuerte temperamento ante situaciones adversas a lo esperado, ejemplo de ello es lo que actualmente vivencio con una empresa donde trabaje por 5 meses y sólo me pagaron un mes de salario, razones dicen tener varias, pero paciencia ya no tengo.

A nivel personal el listado de situaciones molestas es interminable y tampoco creo oportuno o incluso útil presentar mis discusiones y atercados con Tatiana o con mi familia, sin embargo, creo que muchas veces las espectativas ante x o y circunstancia por parte de otros son muy alejadas de lo que realmente soy como persona y como veo el mundo, aclarando que no por ello aceptaré sugerencias y consejos, pero regaños, cantaletas y reclamos con argumentos débiles usualmente no tomo en cuenta.

Entonces, ante esto explico un poco de mi, espero ser breve y hacerme entender de la mejor manera sin herir susceptibilidades de otros y personas cercanas. Amo lo que hago, cuido que mi trabajo sea hecho de la mejor manera aunque debo aceptar que a veces hago las cosas a medias y necesito que otros las terminen o refinen. Dedico tiempo para todo, así digan que paso miles de horas en frente de un PC aparentemente haciendo mucho o haciendo nada, mi éxito en lo que hago bien, es hacerlo con el corazón y cumpliendo mis responsabilidades. Si he tenido problemas por algo es por mi maldito sentido de justicia, así a más de uno le moleste considero que si se falla y se reitera en la falla, hay que tomar medidas o decisiones, cosa que la paciencia eterna de algunas personas cercanas, no pueden visualizar, por eso muchas veces me quejo, por esa actitud de esperar que del cielo caigan las cosas o aceptarlas como vienen, en pocas palabras, si se ha de morir, que sea de la manera que uno idealice de ser posible y no esperando que llegue la muerte sin mover un dedo. Mi apariencia, creo que no es la mejor y mi vestir tampoco es que se destaque mucho, solía antes criticar pero ahora soy más tranquilo en ese aspecto dado que no tengo autoridad moral para juzgar. En actividades grupales intento en un 60% de las veces liderar, pero eso depende de muchas situaciones además de la calidad del grupo, sin embargo muchos lo toman como un incansable deseo de figurar, para ser sincero, me gusta manejar más las cosas desde las sombras, es mejor y da un amplio campo de acción. Quienes son cercanos, muy cercanos a mi, son quienes saben lo apasionado que soy con las metas que me propongo e intento alcanzar, sin embargo con el paso del tiempo y dado que no siempre cuento con la compañía o el apoyo necesario, mi fuerza se apaga y me vuelvo alguien más.

En realidad tengo mucho más por decir, antes de terminar si quiero reconocer que cambiar muchas veces es fácil cuando es estrictamente necesario, sin embargo, noto por momentos que me piden dejar de ser yo mismo y convertirme en otra persona que al ver facilmente aborrecería, pero hay momentos en que hay que bajar la cabeza y francamente, no se que hacer ahora, llegué a un punto de odiar y aborrecer todo cuanto he hecho.  No se que vendrá, creo que me extinguiré por un tiempo por decisión personal, creo que he intentado hacer mucho, he hecho pero ha sido más la cantidad de derrotas que las verdaderas victorias, así que por eso tomo esta decisión, espero sea acertada pero no quiero seguir estrellandome contra el mundo y tener que aceptar lo que otros digan aún estando consiente que pueda no ser lo mejor, pero bueno, por algo lo dicen.

Pueda que siga mis proyectos y actividades en silencio, pero la decisión ha sido tomada, necesito una introspección para mirar el balance de estos 23 años y definir nuevamente que puede ser mi porvenir, además si este será con quienes son cercanos a mi o no. Finalmente, a quienes he hecho sentir malestar con mis actitudes o acciones solicito disculpas y les pido una única cosa, una pregunta interna “¿he juzgado como me gustaría que me juzgaran a mi?”.

jeffto entra en modo silencioso

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.